Cinofilia
Peluquería Canina

  Instituto El Danés

   El ser humano tiene una vida de relación que se desarrolla en sociedad. Estas relaciones en general son entre personas que pueden o no convivir en el mismo lugar. Como ser racional tiene que mantener un equilibrio para que estas relaciones sean armónicas pacíficas y placenteras.

   Existe otra faceta en las relaciones humanas que es su relación con los animales que supo domesticar para su propio beneficio, o sea os animales domésticos.

   La domesticación de los animales o el acostumbramiento de poder compartir con nosotros un espacio común, es una labor que de a poco ha ido creciendo y perfeccionándose no solo en beneficio del hombre sino también de la propia mascota.

   La cría de una especie en cautiverio, implica muchas responsabilidades para con la especie animal y también para el ámbito social, que a veces podemos afectar o alterar, por la adquisición de una mascota inapropiada para la vida en sociedad.

   El conocer la fisiología de una mascota hará que podamos adoptar una acorde al funcionamiento de nuestra casa y familia (Cinofilia). De igual manera el haber elegido determinadas mascotas que dependan exclusivamente de nosotros para su higiene (Peluquero Canino Profesional) requiere una capacitación acorde a las dimensiones, actitudes y temperamento de la mascota. El preparar un hábitat artificial para que se reproduzca el natural y pueda una mascota pasar su vida sin alteraciones (acuarismo) lleva conocimientos específicos en la materia que redundará en una mejor calidad de vida animal.

   A modo de introducción, estos son algunos aspectos básicos que el Instituto podrá brindarte para una mayor y mejor capacitación, no solo teórico sino en forma práctica.

   Cada una de las disciplinas, carreras y cursos está preparada y dictada por profesionales altamente capacitados con reconocida trayectoria y antigüedad.

   Las mascotas, sea cual fuere su especie, merecen la misma calidad de vida que la nuestra. Podemos dársela. Es fácil aprender a conocerlos, criarlos y entenderlos. Ellos devuelven siempre el amor que nosotros le brindamos diariamente.

   Concluyo con una frase del padre de la Etología Konrad Lorenz

   “No me importa si el animal es capaz de razonar, solo sé que el es capaz de sufrir y por ello lo considero mi prójimo”

  Pablo Guardiet
  B.U. Veterinario
  Director